Our Story

Each weekday, a small group of families eagerly makes their way to a modest apartment in Tlatelolco, a working-class Mexico City neighborhood. They are among the poorest of the city’s residents. They come not for food, not for financial assistance or a job, but to learn a language that could change their lives for the better.

The Little Spanish-English School was founded to serve the educational needs of the forgotten poor in Mexico City. It is based on a simple premise: teach English to children and their parents and give them a door to hope and opportunity.

Surveys have shown a strong correlation between occupation, level of education attained, household income and access to English language learning in Mexico. Yet for most of the country’s desperate poor, this skill is out of reach.

The Little Spanish-English School exists to address this critical need. For a minimal fee of one dollar per day, families come together in a quiet, dignified setting to share time with one another and learn a skill that can lead them to a brighter future. Those who do well are rewarded for their efforts: reimbursement of up to half of their total payments if they attend class regularly and achieve top scores.

This is not the only unique aspect of The Little Spanish-English School. Its philosophy is based upon forging strong, working partnerships with public education authorities and private, parochial school leaders -- two sides that normally operate independent of one another. The school brings both into dialogue and support for its mission: to provide excellence in education on an academic and personal level to those in need.

This model is working. The school has tripled its enrollment in just nine months and now has a waiting list. It is seeking to expand its curriculum and presence in underprivileged communities in Mexico and elsewhere, starting with Chile. Plans include the opening of a pre-school/kindergarten in both countries in 2018 along with the addition of one new academic grade annually.

In the words of Jesus, “And whoever welcomes one such child in my name welcomes me.” Together we can help spread this great blessing to all of God’s children! Thank you so much for your kindness and support!

 

nuestra historia

Cada día de la semana, un pequeño grupo de familias se dirigen ansiosamente hacia un modesto apartamento en Tlatelolco, un barrio de clase trabajadora de la Ciudad de México. Están entre los más pobres de los residentes de la ciudad. Ellos no vienen por comida, ayuda economica o un trabajo, sino para aprender un idioma que podría cambiar sus vidas para mejor.

La Escuelita Español-Inglés fue fundada para atender las necesidades educativas de los pobres olvidados en la Ciudad de México. Se basa en una premisa simple: enseñar inglés a los niños ya sus padres y darles una puerta de esperanza y oportunidad.

Las encuestas han demostrado una fuerte correlación entre la ocupación, el nivel de educación alcanzado, el ingreso familiar y el acceso al aprendizaje del idioma inglés en México. Sin embargo, para la mayoría de los pobres desesperados del país, esta habilidad está fuera de su alcance.

La Escuelita Español-Inglés existe para abordar esta necesidad crítica. Por una cuota mínima de un dólar por día, las familias se reúnen en un ambiente tranquilo y digno para compartir el tiempo con los demás y aprender una habilidad que puede llevarlos a un futuro más brillante. Los que lo hacen bien son recompensados or sus esfuerzos: el reembolso de hasta la mitad de sus pagos totales si asisten a la clase con regularidad y lograr puntajes más altos.

Este no es el único aspecto único de La Escuelita Español-Inglés. Su filosofía se basa en forjar alianzas sólidas y de trabajo con las autoridades de educación pública y los líderes escolares privados, parroquiales - dos lados que normalmente operan independientemente unos de otros. La escuela lleva tanto al diálogo como al apoyo a su misión: proporcionar excelencia en la educación a nivel académico y personal a los necesitados.

Este modelo está funcionando. La escuela ha triplicado su inscripción en sólo nueve meses y ahora tiene una lista de espera. Está tratando de ampliar su currículo y presencia en comunidades desfavorecidas en México y en otros lugares, comenzando con Chile. Los planes incluyen la apertura de un preescolar / jardín de niños en ambos países en 2018 junto con la adición de un nuevo grado académico anualmente.

En las palabras de Jesús, "Y cualquiera que acoge a un niño en mi nombre, me da la bienvenida." ¡Juntos podemos ayudar a difundir esta gran bendición a todos los hijos de Dios! ¡Muchas gracias por su amabilidad y apoyo!

 


John_O.jpg

About the Founder

John Omernik is a veteran education leader who has served as a principal and teacher at schools in underserved areas in New York, California, Arizona and Mexico for more than 20 years. Before founding the Little Spanish-English School, he worked in the private sector for Ernst & Young and Simpson Paper Company. John holds a bachelor of business administration from the University of Notre Dame and a master of business administration and a master of education from the University of San Francisco. In 2011, he received the Outstanding Educator Award from the University of Notre Dame.

John’s involvement in instructional education began in 1995 when, as an employee of Simpson Paper Company, he was given the opportunity to volunteer four hours per week in San Francisco teaching technology to underserved students at St. Dominic School. Shortly thereafter, John transitioned into teaching full-time with positions at St. Dominic’s; St. Brigid School and De Marillac Academy (in San Francisco) and the The Fundacion Mier y Pesado in Mexico City. John also took on administrative leadership roles as principal of De Marillac; principal of St. Ignatius School in the Bronx, New York; principal of San Miguel High School in Tucson, Arizona; and English Director at the Fundacion Mier y Pesado in Mexico City. Each of these schools serves a low-income, at-risk population of students and families.  

Sobre el fundador

John Omernik es un líder veterano de la educación que ha fungido como director en las escuelas que sirvieron a los más necesitados por más de 20 años. Antes de fundar La Escuelita Español-Inglés, trabajó en el mundo de los negocios de Ernst & Young y Simpson Paper Company. John posee una licenciatura en administración de empresas de The University of Notre Dame, una maestría en administración de empresas y una maestría en educación de The University of San Francisco. En 2011 John recibió el Premio al Mejor Educador de The University of Notre Dame.

La participación de John en la educación comenzó en 1995, bajo la dirección de la administración de Simpson Paper Company se le dio la oportunidad de ser voluntario cuatro horas por semana en San Francisco enseñando clases de tecnología a los estudiantes más necesitados en St. Dominic School. John se trasladó al mundo de la educación para posicionarse como maestro de tiempo completo enseñado en St. Dominic School, St. Brigid School, De Marillac Academy (en San Francisco) y la Fundación Mier y Pesado en la Ciudad de México. Se desempeñó como director en De Marillac Academy en San Francisco; St. Ignatius School en el Bronx, Nueva York; San Miguel High School en Tucson, Arizona; además de colaborar como Director de Inglés en la Fundación Mier y Pesado en la Ciudad de México. En cada una de estas escuelas sirvió a lo más necesitados, en situación de riesgo, población de bajos ingresos, marginandos y a sus familias.